MUNGIA

Sala de Prensa

20/05/2018

La lucha por un sistema público de pensiones digno tiene muchos frentes

Pensionistas y no pensionistas nos hemos movilizado por un sistema de pensiones digno y por unas reivindicaciones concretas para ahora. Seguramente tendremos que seguir movilizándonos, no sólo en ese frente, sino en muchos otros frentes. El objetivo (y la solución) de EAJ-PNV es caminar hacia un Sistema Público Vasco de Pensiones propio que garantizaría un sistema de pensiones consolidado y sostenible en el tiempo, ya que debemos plantearnos soluciones para ahora y para dentro de 40 años.

rss Ezagutzera eman
Pentsio-sistema publikoa

DESCARGAR IMAGEN

Pero, ¿mientras tanto, qué?

Las primeras movilizaciones fueron a consecuencia de la subida por debajo del IPC (“coste de la vida”). Era necesario reivindicar, pero también actuar. Y los representantes de EAJ-PNV están para “mojarse”, y no para  hacer un par de declaraciones y poco más. El preacuerdo al que ha llegado EAJ-PNV con el gobierno del Estado, no es todo lo que deseamos, pero es un paso muy importante para conseguir las reivindicaciones que plantean los colectivos de pensionistas. Se ha acordado una subida generalizada del 1,6% que es lo que se pedía; se han acordado subidas del 8% en dos años para las pensiones de viudedad y del 3% en dos años para las pensiones más bajas; y se deja sin efecto el llamado “factor de sostenibilidad” que es el que ha posibilitado que se suban por debajo del aumento del coste de la vida. Ese no es el objetivo final, por supuesto, pero sí la dirección. Así y todo este acuerdo se tendrá que materializar en los presupuestos del estado y en eso también trabajará EAJ-PNV. Para todos y todas.

Y también las cosas claras. No sabemos  si el gobierno del Estado, que es quien tiene la competencia y la caja, asumiría (no lo parece) asegurar una pensión mínima de 1080€ en este momento. Pero no es racional que algunos dirigentes pretendan desviar esta obligación al Gobierno de Euskadi, sabiendo que esto supondría (2.000.000.000 €) el vaciamiento de todo el sistema de protección social de la CAV (prácticamente el 50% del costo de Osakidetza y Sevicios Sociales). Todo debe ponerse sobre la mesa para poder tomar decisiones.

Next Euskadi